¿Qué tipo de piel tienes? - Centro Estético Impar
15845
post-template-default,single,single-post,postid-15845,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

¿Qué tipo de piel tienes?

¿Qué tipo de piel tienes?

¿Sabes que tipo de piel tienes?

Te orientamos con los diferentes tipos de piel, pero lo mejor es ponerte en manos de tu esteticista.

Piel Normal:

Es una piel que broncea moderadamente, tolera bien los jabones, el agua, no se descama.

Se puede reconocer porque es una piel fina, lisa, tono uniforme, luminosidad, brillo natural, poros prácticamente imperceptibles. Al tacto es suave, aterciopelada, firme y elástica.

Piel Seca:

Es vulnerable a los factores climáticos, broncea con enrojecimiento, o no se bronce y se quema, tolera mal los jabones, tiende a irritarse, enrojecerse y presentarse tirante.

Se la reconoce porque es una piel muy fina, mate, poros poco perceptibles. Al tacto es áspera, seca y tiende a descamarse.

Piel Seca Deshidratada:

Es muy vulnerable a los factores climáticos, tiende a congestionarse en exposiciones solares, no tolera jabones, ni agua.

Se la reconoce porque es una piel muy fina, seca o muy reseca con arrugas en periorbicular y peribucal, pálida, poro poco perceptible. Al tacto es seca, áspera y flácida, se descama bastante por los laterales de la cara.

Piel Grasa:

Resiste el sol, pigmenta bien y no tiene riesgo de quemarse, torera bien los jabones cuando es joven, tolera bien el agua, es una piel que tarda en envejecer, tiene una gran capacidad de defensa.

Se la reconoce porque es una piel gruesa con brillo intenso y poro perceptible. Al tacto es untuosa y flexible.

Piel Grasa Deshidratada:

Es vulnerable a los cambios climáticos, pigmenta bien al sol, pero es sensible y tiende a congestionarse, tolera mal los jabones cuando es joven, tolera mal el agua, no tolera cualquier cosmético

(especialmente intolerante a los oclusivos)

Se le reconocer porque es una piel gruesa, mate, poro perceptible (abierto o muy abierto)  Al tacto es áspera, seca y flexible.